XII Premios Odisea de literatura

Barsexlona (Ganador)

Daniel sobrevive en Barcelona buscando aquella oportunidad que todos desean encontrar en una gran ciudad. Oportunidad que nunca llega, por lo que Daniel tendrá que recurrir a viejas técnicas para resistir en una ciudad hambrienta y ansiosa capaz de devorarle. El único apoyo de Daniel son sus esperpénticos compañeros de piso y Mireia, que ya ha sido engullida por la voracidad de Barcelona.
Barcelona es la verdadera protagonista de la gran novela que nos presenta José Guerra, ganador del XII Premio Odisea de Literatura. La Ciudad Condal es el escenario perfecto para que Daniel explore una metrópoli que rebosa sensualidad y morbo en cada una de sus calles, parques y lugares más emblemáticos.



“Esta ciudad debería llamarse Barsexlona”

Sincero y desgarrador, José Guerra nos descubre la dura realidad de muchos soñadores cuyos anhelos quedan truncados por los avatares del destino. Una novela dura y tierna a la vez en la que explorarás, junto al protagonista, los distintos caminos por los que nos lleva nuestra sexualidad.

José Guerra
(Cumaná, Venezuela, 1977) reside actualmente en Barcelona donde comenzó a escribir esta novela con la que ha conseguido el XII Premio Odisea de Literatura. Graduado en Comunicación Social por la Universidad Católica, en Caracas; actualmente cursa estudios de cine y audiovisuales en Barcelona. Ha realizado ensayos sobre sexualidad humana y ha colaborado en proyectos de sociología y sexualidad en Boston (EEUU).


La historia más triste del mundo (Finalista)


Para amar, hay que hacerlo con pasión; por eso las historias más tristes del mundo son las historias de desamor. Y así es La historia más triste del mundo, finalista del XII Premio Odisea de Literatura. Pau se entregó por completo a Jesús y éste le correspondió con el abandono.

El abandono de Jesús deja sumido a Pau en el caos más absoluto. Exhausto y perdido, Pau deambula por un Madrid desconocido en busca de un calor ficticio que le cure las heridas. Sin más lágrimas que derramar, Pau se topa una noche con Rosi, la Roja, que, sin querer, lo rescatará de su cautiverio. La peculiar fauna de la castiza Taberna Manolita acompañará a Pau en su viaje para recuperar su identidad perdida y aprender a desamar.

“Mila y Lydia también han sufrido por amor, por eso completan ‘La historia más triste del mundo’ con dos excelentes prólogos”

Una lección ejemplar sobre cómo superar aquellos grandes amores que nos han marcado de por vida. Con un estilo distinguido y melancólico, Francisco Castillo Martos nos conmueve con este brillante relato. Si alguna vez has sufrido por amor, La historia más triste del mundo también es tu historia.

Francisco Castillo Martos (Jaén, 1966) es periodista y actualmente trabaja en televisión. La historia más triste del mundo llevaba unos cuantos años olvidada en un cajón hasta que un día Francisco decidió desempolvarla y presentarla al Premio Odisea de Literatura con la que consiguió quedar finalista de la XII edición.

 

.